01/09/2010

“No somos niñatos”

Posted in Internacional, Islam, Partido Popular, Política a 09:09 por Andrés Velasco

Es verdad, los activistas pro-saharauis que fueron detenidos en El-Aaiun no son niñatos, son simplemente unos descarados. Sabían cuál sería la reacción del Gobierno marroquí, sabían que ese país no es una democracia y no respeta libertades ni derechos que a nosotros nos parecene elementales (como el de reunión y manifestación), sabían que la policía marroquí no se anda con chiquitas a la hora de usar la fuerza… sabían, también, que pondrían en un aprieto a España con su tonta actuación. No son niñatos, no.

Tampoco es una niñata Aminetu Haidar, que ya anda diciendo que el trato dado por la policía marroquí a estos activistas es una “humillación” para España. La misma Haidar que se puso en huelga de hambre para conseguir publicidad gratuita para su causa y obligar al Ministerio español de Asuntos Exteriores a negociar con los alauitas la devolución del pasaporte de esta militante del polisario.

Menos niñato aún es Esteban González Pons, el mentiroso portavoz oficial del PP, quien aprovecha cualquier circunstancia, por penosa y complicada que sea para España, para hacer sangre contra el Gobierno e intentar devaluar su posición ante la opinión pública.

Y miren ustedes, por esta vez creo que el Gobierno español no lo ha hecho mal al declarar que es un “asunto consular” y dar por buena la versión de los hechos que transmite Marruecos. Si los dichosos activistas ya sabían a lo que iban, que ahora apechuguen con las consecuencias. Y, si no están de acuerdo, que protesten ante la “justicia” marroquí, a ver si les hacen caso allí.

Estoy harto de ver cómo estos mendrugos irresponsables, con la excusa de defender causas justas (aunque algunas de ellas son de muy dudosa justicia), quieren implicar a España y a sus instituciones cuando algo les sale mal. Dicen que no son “niñatos”, pero acuden a papá Estado en cuanto unos policías extranjeros les pegan unos cachetes bien dados o cuando unos yihadistas les secuestran y piden un rescate millonario con consecuencias en la política internacional.

No, las cosas en el mundo de los adultos no funcionan así. El que se mete en un peligro a sabiendas, no puede luego reclamar que toda la sociedad salga en conjunto a ayudarle. El que quiera solidarizarse con los musulmanes, que luego no espere que los contribuyentes corramos en su auxilio si le obligan a circuncidarse y convertirse al islam.

Ya está bien, coño.

Anuncios